INICIANDO UNA MEDITACIÓN, DESCANSANDO SIN TIEMPO

Como percibimos el cuerpo, afecta a nuestros tejidos y su proceso de envejecimiento. En ocasiones vemos el presente como un tiempo entre el pasado y futuro. Esto puede ocasionar un ir y venir entre estos espacios constantemente, que no permite la continuidad de estar aquí, por ello nos aferramos al pasado o nos estresamos por lo futuro. Cuando el presente es visto como un espacio, que todo lo alberga, tenemos la oportunidad de sumergirnos es ese espacio, que nos da continuidad en la presencia, como un espacio de atención para habitar el cuerpo. El tiempo se disuelve en la presencia, aquí y ahora. Y esto es reconfortante e incluso rejuvenecedor. Al inicio de meditar encuentra una postura cómoda de piernas cruzadas o siéntate en una silla, abre los ojos y parpadea, observando a la derecha, la izquierda, arriba, y abajo, ve lo simple del espacio, de que no hay nada, mas que lo que hay. Así con los ojos abiertos de forma distinta, cierra los parpados y mira dentro . En experimentar la vida. Deja que tu atención se pasee por el cuerpo, en sentir la respiración o sensaciones cambiantes, unos 20 minutos para comenzar, es natural que emerjan tensiones que se disuelven en la postura y su práctica continuada, también puedes deshacer la postura si te lo pide el cuerpo e ir poco a poco, investigando tus tiempos.
Meditación no es una idea, lectura o suposición,,,hay que experimentar, para que el cuerpo selle, nuevas realidades.Respecto a la meditación, hay un trabajo muy interesante del equipo de Sara Lazar que, utilizando técnicas de resonancia magnética, demuestra que la práctica de la meditación incrementa el grosor de ciertas zonas cerebrales relacionadas con la atención, el procesamiento sensorial y la interocepción. Otro aspecto muy interesante de ese trabajo es que presenta indicios de que la meditación es capaz de contrarrestar el adelgazamiento que sufren, con la edad, ciertas zonas cerebrales. Es decir, que la meditación nos protegería de algunas consecuencias del envejecimiento cerebral.Beneficios de la meditación:

  • Potencia la salud mental y física.
  • Aumenta el cociente intelectual.
  • Desarrolla la inteligencia emocional y la empatía.
  • Mejora la memoria.
  • Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Reduce la presión sanguínea.
  • Aumenta la felicidad (literalmente) y la compasión

Cuando la meditación se va integrando la práctica de asanas o posturas se convierte en una meditación en acción.

María Mineth

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s